7 cualidades que buen colchón debe tener

Si estás buscando comprar un colchón nuevo, quizás lo más difícil de averiguar es por dónde empezar. ¿Priorizas opciones económicas o gastas en un modelo elegante? ¿Y qué hay del tamaño, la forma, la composición del material y el diseño? Sí, hay muchas cosas a considerar, especialmente si es la primera vez que estás comprando una cama.  En esta práctica guía, te mostraremos exactamente cuáles son las características de un buen colchón.

Al final, sabrás exactamente cómo encontrar el colchón de tus sueños.

Cuáles son las características de un buen colchón

Cuando tu sueño se vuelve problemático, otros aspectos de tu vida también lo sufren. Debes invertir en tu colchón al igual que inviertes en bienes raíces. Entonces, ¿qué deberías buscar realmente en un colchón que satisfaga todas sus necesidades? Sigue leyendo para averiguarlo:

Firmeza

La firmeza del colchón es una de las características clave a considerar antes de realizar una compra. Encontrar el nivel adecuado es fundamental para una buena noche de sueño. Si selecciona una unidad que es demasiado blanda o demasiado firme, es poco probable que duerma bien e incluso podría comenzar a experimentar problemas con la espalda.

Si bien puede parecer simple, determinar la firmeza de una cama (y la firmeza que necesitas) en realidad puede ser bastante complicado. Esto se debe a que la sensación y la firmeza de un colchón dependen de tus propias definiciones personales de blando, medio y firme, así como de tu tipo de cuerpo, peso y tamaño específicos.

La firmeza del colchón generalmente se califica en una escala del 1 al 10, donde 1 es extremadamente suave y 10 es extremadamente firme. Los colchones de firmeza media tienen una calificación de 4 a 6, mientras que los colchones firmes tienen una calificación de 7 a 9.

Textura 

Otra de las características de un buen colchon es la textura. Si bien es probable que coloques una funda y sábanas en su colchón antes de dormir sobre él, es posible que aún puedas sentir la textura básica del colchón cuando te acuestes sobre él. La mayoría de los colchones tienen algunas costuras o patrones, y algunos proporcionarán una “sensación” diferente a otros. Esto es principalmente un factor subjetivo, y es posible que no note a menos que lo esté buscando.  

Material

Un colchón es más que una serie de resortes cubiertos con capas de fibra y espuma, y ​​simplemente probar uno sentándose sobre él en la tienda no será suficiente. Necesitas profundizar más. La composición interior de un colchón es lo que lo diferenciará del resto.

Por ejemplo, los colchones de resortes internos anticuados usan resortes de metal como su principal modo de soporte, mientras que la espuma viscoelástica tiende a ser más popular en estos días. También puede encontrar colchones de aire, que dependen del inflado a base de aire para brindar apoyo, o camas de agua, que usan agua que fluye libremente. Muchos esfuerzos de investigación han tratado de identificar y justificar el “mejor” colchón aquí, pero es difícil llegar a una conclusión razonable.

Los colchones de calidad modernos tienden a estar diseñados con materiales que brindan un mejor soporte general, pero más allá de eso, es difícil elegir un ganador absoluto porque hay muchas variables que influyen en la calidad de su sueño. 

Tamaño

Nuestros estilos de vida tienden a influir en el tamaño de nuestras camas. Un King probablemente no sea la mejor opción para un habitante de un espacio pequeño, mientras que una familia de compañeros que duermen (niños, mascotas y todo) podría beneficiarse de los centímetros adicionales. Si duermes solo, un Full o Queen es suficiente; un Twin puede ser demasiado estrecho. Piensa en la cantidad de espacio que estás dispuesto a asignar para la cama en una habitación y la cantidad de personas que duermen en ella. Si tu y un compañero comparten el colchón, ¿estás de acuerdo con acurrucarse cerca o prefiere espacio para deambular? Tu respuesta determinará qué tamaño de colchón es el adecuado para ti. 

Longevidad

Algunos colchones durarán más que otros. Esto se debe a una variedad de factores. Por ejemplo, algunos tipos de colchones se desgastan más con el tiempo, como los colchones de resortes internos, y deben reemplazarse más rápido. Algunos colchones se fabrican prestando más atención a la calidad, por lo que, naturalmente, tendrán una vida útil más larga; por eso es importante seleccionar un proveedor de colchones de calidad. Se recomienda que reemplace su colchón cada 10 años , si no con más frecuencia, pero es una buena idea buscar un colchón que se mantenga fuerte y lo sostenga durante todo ese estiramiento.

Adaptabilidad

La mayoría de los colchones no son ajustables. Sin embargo, algunos colchones se pueden ajustar en términos de posición y firmeza, y algunos colchones ofrecen diferentes ajustes para el lado izquierdo y derecho de la cama, lo que le permite a usted y a su pareja tener diferentes experiencias de sueño. Muchos consumidores no sentirán la necesidad de obtener un colchón ajustable, pero si se encuentran tratando de conseguir diferentes posiciones para dormir o si desean diferentes niveles de firmeza de forma regular, o si usted y su pareja no están de acuerdo en qué es lo “mejor” colchón, pueden ser adecuados para usted.

Precio

El precio es una de las características de un colchón que además te ayuda a determinar su calidad. A menudo, los colchones de alta calidad tienen un precio más alto en comparación con los de baja calidad. Si un colchón es costoso, es más probable que te proporcione un buen soporte para la espalda y la firmeza que necesita para garantizar un sueño de calidad.

Ten en cuenta que si bien las características de un colchon son los mayores factores que contribuyen a la calidad y cantidad de tu sueño en general, no es el único factor que contribuye. Si estás luchando por dormir bien por la noche, es posible que también desees examinar tu entorno y tus hábitos personales. Por ejemplo, reducir el ruido por la noche, eliminar la cafeína, hacer ejercicio con regularidad y controlar el estrés y la ansiedad son estrategias útiles.