¿Qué tener en cuenta para elegir un colchón de matrimonio?

Elegir una cama si tienes pareja puede ser un desafío, ya que también tendrás que considerar sus necesidades y deseos. Aparte de su comodidad, también es vital conocer las características del colchón que son adecuadas para ambos para garantizar un sueño reparador, especialmente por la noche. Un buen colchón para parejas promueve relaciones saludables, así como salud física y bienestar, brindándote la cantidad adecuada de sueño para mantenerte con energía para hacer tu rutina diaria con una sonrisa.

Aquí, aprenderás las cosas importantes que debes tener en cuenta para saber cómo elegir un colchón de matrimonio. Esto también ayudará a tomar una decisión más informada y evitará problemas y devoluciones estresantes.

Tamaño del colchón 

No todas las habitaciones dobles tienen el mismo espacio para colocar un colchón matrimonial u otra. Toma todas las medidas necesarias para asegurarte de dejar la independencia a tus movimientos. En general, existen diferentes tipos de anchos para colchones dobles:

  • Colchones dobles o full: son colchones de 135 cm de ancho x 190/200 cm de largo. Esta es la medida más común que puedes encontrar para camas dobles. Muchas personas que duermen solas también optan por colchones dobles o completos.
  • Tamaño Queen o doble: se trata de colchones de 150 cm de ancho x 190/200 cm de largo. Esta es una opción que proporciona un poco más de espacio para que la pareja descanse.
  • King size: Son colchones de 180 cm de ancho x 200 cm de largo. Una solución perfecta para parejas altas o de complexión fuerte.
  • Tamaño King presidencial: este es el colchón más grande disponible en el mercado en la actualidad. Una medida muy popular en Estados Unidos que se impone cada vez más en Europa. Son colchones de 200 cm de ancho x 200 cm de largo. Una experiencia que te permitirá disfrutar del máximo espacio a la hora de dormir.

No solo el ancho es una medida importante para elegir un colchón doble. En cuanto a su longitud, se recomienda que el colchón sea unos 15 centímetros mayor que la medida total de la persona de mayor estatura. Por último, se recomienda que el espacio por persona en cama de matrimonio sea de al menos 75 centímetros por cónyuge. Aunque lo ideal sería llegar hasta los 90 centímetros, el equivalente a cuando dormían solos.

Firmeza de colchón 

Otro aspecto importante a considerar a la hora de elegir un colchón doble es la firmeza. La sensación de firmeza viene determinada por dos aspectos:

  • Lo que sentimos cuando nos acostamos en el colchón. Esta firmeza está determinada por las capas de relleno del colchón.
  • Lo que sentimos cuando nos quedamos quietos un rato acostados en el colchón. Esta firmeza la establece el núcleo del colchón.

Dependiendo del núcleo del colchón, la firmeza será diferente. Los colchones que tienen una firmeza media baja son los de látex. Si lo que buscamos es una firmeza media-alta debemos optar por colchones de espuma o viscoelásticos. Y para conseguir la mayor firmeza, debemos optar por colchones de muelles o muelles ensacados. Sin embargo, la firmeza de un colchón depende de la densidad del material con el que está fabricado. También hay que tener en cuenta que existen colchones con diferentes tecnologías que mezclan sus cualidades, por ejemplo, colchones de muelles con visco. También hay algunos colchones que ofrecen diferente firmeza en los dos lados. Por supuesto, la opción más económica sería conseguir un cubrecolchón para un lado de la cama.

Transferencia de movimiento

Es muy importante que obtengas un colchón de matrimonio que garantice que haya poca o ninguna molestia en la pareja para que cuando te muevas tu pareja no lo sienta. Si tu colchón no puede aislar el movimiento, tu sueño se interrumpirá cada vez que alguien se mueva en la cama, lo que afectará la calidad de su sueño. Los colchones con memoria y de látex son muy buenos para aislar el movimiento. Los colchones híbridos con bobinas embolsados ​​que se envuelven individualmente hacen un gran trabajo en el aislamiento del movimiento que cualquier otro colchón. 

Transpirabilidad 

La transpirabilidad es un factor importante, especialmente si las personas que duermen son personas calientes. Hay colchones que ofrecen un extra de transpirabilidad ya que permiten una mayor circulación del aire en el interior.

Los colchones más transpirables del mercado son los colchones de muelles o los colchones de muelles ensacados ya que son los que favorecen, en mayor medida, la circulación del aire dentro del colchón. Además, en muchos casos este tipo de colchón se complementa con tejidos que favorecen aún más la transpiración y, en muchos casos, incluyen tratamientos antihumedad contra el sudor.

Los colchones de espuma o viscoelástica son menos transpirables, aunque existen nuevas tecnologías que mejoran considerablemente este aspecto.

También es importante saber que existen productos como las fundas de colchón termorreguladoras que nos ayudan a mantener fresco nuestro colchón.

Intimidad

Como pareja, es importante considerar este punto al seleccionar un colchón matrimonial. Quieres un colchón que te ofrezca apoyo, rebote, respuesta y soporte en los bordes. Un colchón híbrido ofrece rebote y capacidad de respuesta en la intimidad, mientras que un colchón de espuma tiene tracción, lo que lo convierte en un buen colchón para parejas a las que les gusta un ritmo lento y constante. Los colchones de látex ofrecen una respuesta casi instantánea y un gran rebote con el contorno suficiente para su cuerpo.

Consejos para comprar un colchón matrimonial

Algunos consejos para saber cómo elegir un colchón de matrimonio son: 

  • Considera sus estilos de sueño. La clave del éxito radica en adaptar el colchón a sus estilos y preferencias de sueño, empezando por la firmeza. No es lo mismo dormir solo que en pareja. El peso se distribuye de manera diferente y las necesidades cambian. 
  • Aislar el movimiento. ¿Alguna vez has notado que duermes mejor cuando tu pareja no está y estás solo en la cama? No te sientas culpable. Los estudios  demuestran que dormir solo produce un mejor descanso. Sin embargo, solo necesita un colchón que funcione bien en el aislamiento de movimiento.
  • Dale espacio a tu pareja. Es importante reducir la transferencia de movimiento, pero también dormirás mejor si tu pareja y tú tienen espacio. Y eso significa que el mejor colchón para parejas suele ser la cama más grande que pueda caber en la habitación.
  • Usa la prueba del sueño. Una gran cantidad de fabricantes de colchones ofrecen pruebas de sueño, que permiten a los compradores probar su colchón durante un período de tiempo determinado, normalmente de 90 a 120 noches consecutivas. Si el cliente no está satisfecho con su colchón antes de que finalice la prueba de sueño, la empresa normalmente emitirá un reembolso total o parcial del producto.
  • Ten en cuenta la garantía. La garantía del colchón es otro factor importante para las parejas, específicamente los defectos de flacidez. La flacidez ocurre con el tiempo y la flacidez excesiva puede socavar la comodidad y el apoyo que siente el colchón.

Como puedes ver, comprar un colchón para parejas puede ser complicado e implicará mucho compromiso. Solo necesita tener una discusión con su pareja y elegir un colchón donde ambos estén satisfechos. Si uno no está satisfecho, esa persona no debe dudar en expresar su preocupación para que se pueda hacer algo porque dormir en un colchón donde no se siente cómodo o no cuenta con el apoyo adecuado puede tener problemas de salud a largo plazo y también puede conducir a problemas en su relación.