Viscoelástico moldeado vs viscoelástico espumado

Desde su llegada, la viscoelástica revolucionó el mundo del descanso. La imagen de una mano que deja su huella en el colchón dio la vuelta al mundo y los colchones viscoelásticos se convirtieron rápidamente en los más populares. La viscoelástica no solo consigue adaptarse a la forma del cuerpo de las personas que duermen, sino que también reduce la presión sobre los músculos y articulaciones, además de mejorar la circulación sanguínea.

Desde su aparición, la espuma viscoelástica ha evolucionado considerablemente. Si buscas colchones o almohadas de viscoelástica, encontrarás múltiples variedades y nomenclaturas que prometen características y cualidades muy diferentes.

Un mismo fabricante puede ofrecer una amplia variedad de colchones. Entre los que encontramos el viscoelástico moldeado y el viscoelástico espumado, teniendo en cuenta las distintas necesidades de cada durmiente.

Aquí te ayudaremos a elegir la opción que mejor se adapta a ti al desglosar las diferencias clave entre estos colchones.

Características de colchón Viscoelástico moldeado

El viscoelástico moldeado tiene una calidad mucho mayor que la espuma, los poros son más pequeños, el proceso controla mejor su densidad y aumenta la sensación viscoelástica Es decir, mejora el confort en reposo.

El proceso de fabricación de la espuma viscoelástica moldeada se diferencia del espumado en que la reacción química entre los diferentes elementos tiene lugar en un molde cerrado.

La fabricación del material en un molde cerrado facilita el control de la densidad y es homogéneo en toda la superficie creada. La espuma viscoelástica moldeada también es un material de poros abiertos (células abiertas). Pero sus células son más pequeñas y permiten una circulación de aire más lenta y una mayor sensación viscoelástica.

Un colchón de espuma viscoelástica moldeada solo se puede colocar sobre una base transpirable o un somier. Los colchones viscoelásticos cuentan con canales de ventilación y válvulas para facilitar la transpiración del conjunto.

Es muy ventajosa la ventilación de este tipo de material, un material poroso y sintético que transpira por sí solo.

Características de colchón Viscoelástico espumado

La espuma viscoelástica es un material compuesto de células abiertas, más abiertas que la espuma viscoelástica moldeada. Esto mejora la ventilación del colchón, sin embargo la sensación de viscoelástica es menor. Cuanto más pequeños sean los poros, mejor será la recuperación y adaptación.

La espuma viscoelástica es más fácil y barata de producir. Por lo tanto, se utiliza en colchones y almohadas económicos o en el acolchado de algunos modelos.

Su producción es fácil y rápida, el material viscoelástico se vierte en un molde abierto y se agrega un producto químico con el que crece el viscoelástico. Después de este proceso, el bloque viscoelástico obtenido se corta en las medidas deseadas.

La desventaja de este tipo de viscoelástico es que la densidad del mismo no es homogénea en toda su superficie y puede dar lugar a pequeñas deformaciones en los colchones.

Diferencias entre viscoelástico moldeado y viscoelástico espumado

La diferencia entre cada una de estas espumas de memoria es la forma en que se fabrica.

Todos los viscoelásticos se fabrican en moldes donde el viscoelástico, que es como un líquido, se expande creando el material viscoelástico, una vez que se ha expandido y ha permitido su proceso de reposo.

La diferencia entre unos viscoelásticos y otros radica en el molde donde se expande. Existen moldes muy grandes que permiten que el poro del viscoelástico sea menos compacto (teniendo más espacio para expandirse) y crea una viscoelástica más rugosa. Pero con el poro más abierto que permite una mayor circulación de aire en el colchón (viscoelástico). espumado)

Otras espumas viscoelásticas se fabrican en moldes más pequeños, donde la espuma viscoelástica debe apretarse más ya que tiene menos espacio para expandirse. El resultado es una espuma viscoelástica mucho más suave y compacta, con un poro más cerrado.

Dependiendo de la densidad de la viscoelástica, el peso y la transpiración del colchón será menor o mayor. Cuanto mayor sea la densidad, más peso y más poro cerrado. Mientras menos densidad menos peso los poros más abiertos.

Esta es la razón por la que los colchones de espuma viscoelástica moldeada de alta densidad son más caros que los colchones de espuma de menor densidad. Al tener menos cantidad de espuma viscoelástica por metro cúbico, el precio baja.

En cualquier caso, todos los colchones de espuma viscoelástica tienen buena transpirabilidad y se pueden colocar sobre una base tapizada o de listones. Lo único es que algunos lo hacen mejor que otros.

Al seleccionar tu opción preferida tener en cuenta que mientras más sea la densidad de la viscoelástica, no solo será más adaptable, sino que además de esto aportará mayor sensación de calor.