Guía para comprar una almohada de embarazo

Dormir bien por la noche puede ser difícil cuando se está embarazada; desde constantes viajes al baño y calambres en las piernas, hasta insomnio durante el embarazo y sobrecalentamiento. Sin embargo, hay una serie de almohadas para el embarazo en el mercado que pueden ayudarte a tener un descanso nocturno más cómodo, mejorando tanto la calidad como la cantidad de sueño.

Si no tienes idea de como comprar almohada de embarazo, aquí hay un poco más de información sobre cuál es la mejor almohada para embarazadas ideal para tus necesidades y lograr ese sueño dulce e ininterrumpido con el que sueñan todas las embarazadas.

Cómo elegir una almohada para embarazadas 

Si te preguntas cual es la mejor almohada para embarazadas, debes tener en cuenta que cada tipo tiene diferentes propósitos; por lo tanto, solo se puede elegir una almohada de embarazo después de haber determinado sus requisitos. Los siguientes son los puntos que debes analizar antes de comprar tu almohada de embarazo.

Funda de la almohada

Es uno de esos detalles que nunca tenemos en cuenta, y es que a medida que evoluciona tu embarazo, tus hormonas revolucionan, te harán pasar noches de calor y sudor, y más si coinciden con los meses de verano. . . 

Desafortunadamente, este sudor no solo será absorbido por sus sábanas sino también por su almohada de embarazo.

Por su tamaño, no son fáciles de limpiar. Una funda lavable te permitirá limpiarla fácilmente. Las marcas de almohadas más populares venden fundas de repuesto por separado para que puedas seguir usando la almohada por la noche mientras se seca la funda lavada.

Relleno de la almohada

Las almohadas generalmente se rellenan con diferentes materiales que tienen sus propias características. El relleno de la almohada tendrá un impacto en la comodidad y la calidad de su sueño, te invito a leer nuestra guía de como mejorar el sueño durante el embarazo. A continuación se muestran los diferentes tipos de material que se rellenan en una almohada:

Relleno de fibra de poliéster: uno de los rellenos más populares para una almohada, la fibra de poliéster es suave y proporciona un buen soporte al cuerpo. El grado de firmeza que tenga la almohada puede cambiar con la cantidad de relleno. Si bien es un material muy versátil y útil, tiende a absorber el calor y atrapar el polvo y las bacterias y no se recomienda para quienes tienen alergia al polvo. Tiene una vida útil corta, ya que solo dura unos dos años.

Relleno de bolas de espuma de poliestireno: más baratas que otra variedad de almohadas, las bolas de espuma de poliestireno son las pequeñas bolas blancas que también se llenan en bolsas de frijoles. Las almohadas hechas de este material son livianas y también están llenas de aire, lo que les permite adaptarse fácilmente a los contornos de su cuerpo para brindar apoyo y amortiguación adicionales. Sin embargo, estas almohadas no son adecuadas para un sueño prolongado.

Relleno de microperlas: son bolitas pequeñas y ligeras que se sienten como arena dentro de la almohada. Muy suave y terso, uno puede moverse alrededor de estas almohadas fácil y rápidamente.

Almohada de espuma viscoelástica: las almohadas de espuma viscoelástica son firmes y toman la forma de su cuerpo cuando se duerme. Brindan un buen soporte al cuerpo y ayuda a reducir los dolores y molestias corporales.

Almohada rellena de trigo sarraceno: estas almohadas están rellenas con cáscaras de trigo sarraceno que se guardan en una bolsa de algodón. Las almohadas de trigo sarraceno son orgánicas y disminuyen las posibilidades de alergias y acumulación de calor. Las almohadas de trigo sarraceno son duraderas y se pueden usar durante más de una década.

Almohada terapéutica: Los expertos recomiendan encarecidamente esta almohada para mujeres embarazadas. La almohada está hecha de agua que está presente dentro de la bolsa de poliéster. Esta construcción proporciona un excelente soporte a la cabeza y ayuda en casos de dolor de cuello.

Almohada con relleno orgánico: Las almohadas orgánicas están rellenas de materiales naturales como lana, bambú, fibra y kapok. Estas almohadas son ecológicas, no contienen productos químicos y son aptas para mujeres alérgicas al polvo. El inconveniente de las almohadas orgánicas es que no son fáciles de limpiar y pierden su forma original después de un uso.

Tamaño de la almohada

Antes de comprar almohada de embarazo, debes tener en claro que una almohada más grande ocupará más espacio en la cama y será más pesada de levantar. Una almohada grande es adecuada para quienes siguen moviendo la cabeza mientras duermen.

Ruido y olor de la almohada

Algunas almohadas hacen un ruido extraño cuando te mueves sobre ellas. Si tienes el sueño ligero debes evitar las almohadas que esten rellenas de espuma de poliestireno , ya que harán ruido. Además, las almohadas que no son orgánicas olerán a productos químicos. Es fundamental evaluar estas dos características ya que te afectarán a diario.

El grado de suavidad de la almohada

Diferentes personas prefieren diferentes niveles de firmeza en una almohada. Deben evitarse las almohadas blandas, ya que pueden no brindar el apoyo adecuado. Las almohadas firmes son mejores cuando se trata de dar soporte a la cabeza y al cuerpo.

Almohadas hipoalergénicas

Las almohadas hipoalergénicas son ideales para quienes son susceptibles a las alergias al polvo. Es esencial mantener a raya las alergias durante el embarazo, y estas almohadas ayudarán a lograrlo.

Almohadas que combinen con el tipo de cuerpo y la posición para dormir

La selección de la almohada para el embarazo también depende del tipo de cuerpo y la posición preferida para dormir. A continuación te diremos cual es la mejor almohada para embarazadas, se enumeran algunas de las combinaciones de tipo de cuerpo y posición para dormir:

Almohadas para mujeres de talla grande: las almohadas en forma de C son ideales para mujeres de talla grande. El diseño de la almohada te permitirá encajar cómodamente.

Mujeres pequeñas: las almohadas de cuerpo pequeño total son perfectas para mujeres bajas.

Almohada para quienes duermen de lado: Hay muchos tipos diferentes de almohadas para quienes duermen de lado.

Almohadas para quienes duermen boca arriba: si bien es mejor no dormir boca arriba, si lo hace, puede usar la almohada de embarazo snoogle, que es una buena almohada de embarazo para elegir. El snoogle sostiene la cabeza, el cuello, la espalda, las caderas y el vientre tomando la forma del cuerpo de la mujer embarazada y brinda comodidad.

Almohada para quienes duermen boca abajo: Dormir boca abajo puede provocar dolores corporales y problemas de ronquidos. Una almohada de espuma viscoelástica triturada o una almohada de bambú es la mejor opción para quienes les gusta dormir boca abajo.

Almohada para mujeres embarazadas de gemelos: las almohadas en forma de U son el mejor tipo de almohada para mujeres embarazadas de gemelos, ya que la barriga es más grande y una almohada más grande ofrecerá un mejor apoyo.

Saber cómo elegir almohada para embarazada y elegir la adecuada puede ser complicado a veces, ya que requiere una evaluación cuidadosa de múltiples factores. Después de usar una almohada, si te sientes incómoda, debes suspender su uso de inmediato.