Tipos de Almohadas para embarazadas

Existen diferentes tipos de almohadas para embarazadas, con diferentes formas y rellenos para elegir según tus necesidades. Veamos a continuación los diferentes tipos de almohadas que puedes comprar.

Mejores almohadas para embarazadas 

Almohada en forma de cuña

Son almohadas en forma de triángulo o media luna, fabricadas en espuma, que dan soporte a la barriga cuando duermes de costado. Estas almohadas están diseñadas para adaptarse al abdomen a medida que crece con el embarazo y para ayudar a aliviar el dolor que se concentra en un área específica. Por otro lado, son almohadas pequeñas, fáciles de guardar y que puedes usar después del embarazo.

Almohada alargada

Parecen almohadas en forma de C y su forma alargada sostiene todo el cuerpo sobre ellas. Al ser alargadas, puedes darles la forma que más te parezca según cada situación. Esta flexibilidad hace que sea muy útil encontrar la postura correcta dependiendo de si estás descansando o durmiendo.

Almohada en forma de C

Las almohadas en forma de C, también conocidas como almohadas de cuerpo entero, suelen ser las preferidas por las mujeres embarazadas ya que están diseñadas para que duermas de costado y tengas, al mismo tiempo, una zona de apoyo debajo del vientre, entre las piernas y en la cabeza. El único inconveniente es que son de gran tamaño, lo que puede hacer que usted o su pareja se sientan incómodos.

Almohada en forma de U para embarazadas

Unas de las mejores almohadas para embarazadas son las en forma de U. Estas son muy grandes, ya que están diseñadas para dar comodidad a todo el cuerpo y para apoyar desde la cabeza hasta las piernas. Son almohadas que te permiten dormir de costado cómodamente y, además, ayudan a mantenerte en esta posición a la hora de dormir, ya que limitan tu capacidad de movimiento. Están disponibles alrededor del contorno del cuerpo recortado para protegerte de posibles golpes.