Características de un buen colchón viscoelastico

Reemplazar tu colchón viejo y gastado por un colchón de espuma viscoelástica nuevo es una forma rápida de finalmente obtener el sueño profundo y reparador que necesitas. Pero si te estás preguntando que es un colchón viscoelástico, aquí te explicaremos.

La espuma viscoelástica es un material grueso y de gran soporte que se adapta a tu cuerpo mientras duermes. Un colchón de este material acuna tu cuerpo en todas las posiciones, brindando mayor amortiguación y comodidad para sus caderas, cuello y hombros.

Si estás listo para actualizarte a una experiencia de sueño más lujosa y de apoyo, un colchón de espuma viscoelástica podría ser justo lo que necesitas. Sigue leyendo para aprender todo lo que necesitas saber antes de comprar un nuevo colchón de espuma viscoelástica.

¿Cuál es el origen de la viscoelástica?

El viscoelástico es un material sintético que nació de la necesidad de minimizar el impacto cervical durante el despegue en vuelos espaciales. Sí, la NASA fue la agencia que desarrolló este material para este propósito a mediados de la década de 1960.

Sin embargo, no fue hasta la década de 1990, cuando Fagerdella World Foams lanzó su colchón sueco TempurPedic insignia, que se introdujo la espuma viscoelástica como material de colchón. Desde entonces, los colchones de espuma viscoelástica se han disparado en el mercado, especialmente con el crecimiento de las marcas de cama en caja.

Inicialmente era demasiado caro para usarlo en colchones o almohadas, sin embargo, con las tecnologías avanzadas actuales, se ha vuelto más asequible.

¿De qué está hecha la espuma viscoelástica?

El componente principal de la espuma viscoelástica es un polímero (una sustancia con moléculas grandes, que consta de muchas subunidades pequeñas y similares unidas entre sí) llamado poliuretano.

El poliuretano es un polímero plástico increíblemente común y versátil que se puede utilizar para producir una amplia gama de materiales y productos, incluidos muebles como sofás y colchones. Pero, también productos como aislamiento, pinturas líquidas e imprimaciones, espuma en aerosol, fibras elásticas, piezas de automóviles, e incluso elastómeros resistentes como ruedas de paletas.

La espuma viscoelástica es lo que se conoce como espuma de poliuretano “viscoelástica” o espuma de poliuretano de baja resistencia (LRPu). Se crea agregando varios compuestos y aditivos al poliuretano, que cambian según el tipo de espuma que se crea.

En última instancia, estos productos químicos afectan dos de las principales cualidades de la espuma viscoelástica: viscosidad y elasticidad. En el contexto de la viscoelástica, cuando decimos que el material es “viscoso”, queremos decir que se necesita mucho tiempo para cambiar de forma bajo presión o para transferir energía de un lugar a otro.

Cuando decimos que un material es “elástico”, significa que puede estirarse o contorsionarse, pero volver a su forma o tamaño original cuando se elimina la fuerza de estiramiento.

Los diferentes fabricantes tienen diferentes “recetas” para los productos químicos que agregan a la espuma y los procesos que utilizan para crear la espuma. Estas recetas y procesos afectan la sensación y la función de cada producto de espuma viscoelástica individual y, a menudo, son secretos de propiedad. Sin embargo, como regla general, la espuma viscoelástica utilizada en la mayoría de los colchones de espuma viscoelástica contiene al menos algún grado de un compuesto llamado poliéter poliol, que ayuda a dar a la espuma tanto elasticidad como viscosidad.

Características de un colchón viscoelástico

El colchón de espuma viscoelástica actualmente es uno de los tipos de colchón más populares del mercado. Pero, ¿es adecuado para tus necesidades? Estas son algunas de las características de este tipo de colchón que te ayudarán a saberlo.

Proporciona alivio de la presión

La espuma viscoelástica se adapta al cuerpo, utilizando el calor y la presión de su propio cuerpo para adaptarse a su forma. Esto puede proporcionar alivio en las áreas del cuerpo en las que ejercemos más presión durante el sueño, como las caderas, los hombros y el cuello. Aplicar una presión regular y desproporcionada sobre esas partes del cuerpo puede causar dolor al despertar, así como problemas para conciliar el sueño y permanecer dormido.

Para algunas personas, especialmente aquellas con dolor en las articulaciones o artritis, las cualidades de contorno de la espuma viscoelástica pueden reducir el dolor y la incomodidad al distribuir uniformemente el peso y eliminar el estrés de los puntos de presión comunes.

Promueve la alineación de la columna

Otra  de las características de un colchón viscoelástico es que, para muchas personas que duermen, promueve una buena alineación de la columna y brinda apoyo lumbar. Cuando una superficie responde a las curvas naturales del cuerpo como lo hace la espuma viscoelástica, puede ser más fácil encontrar posiciones para dormir que mantengan la columna en una alineación neutra. Esto puede evitar dar vueltas por la noche, así como el dolor de espalda y el dolor por la mañana.

Es hipoalergénico

Para las personas con alergias, uno de los principales beneficios de los colchones de espuma viscoelástica es que tienden a ser hipoalergénicos. Debido a su estructura densa, los colchones de espuma viscoelástica tienen menos probabilidades de atraer y acumular alérgenos, como ácaros del polvo, moho y otros irritantes comunes.

Reduce la transferencia de movimiento

Para las personas que duermen juntos y las parejas, especialmente aquellas que tienen el sueño ligero, asegurarse de que no pueda sentir si tu pareja se mueve o se levanta por la noche es muy importante al considerar un colchón.

Si evitar la transferencia de movimiento es una prioridad para ti, la espuma viscoelástica tiene una ventaja significativa. Debido a la densidad de la espuma viscoelástica y la forma en que responde y distribuye la presión, hace un buen trabajo al evitar que el movimiento en una parte de la cama se sienta en otra parte de la cama.

Es silencioso

Los colchones de espuma viscoelástica también destacan por ser silenciosos. Esto es importante para las parejas que no quieren despertar a sus seres queridos al levantarse de la cama, pero también para cualquiera que no quiera que le molesten los chillidos, los gemidos o varios otros ruidos que pueden provenir de un ruido particularmente ruidoso. cama.

Sensibilidad a la temperatura

Otra de las características de un colchón viscoelástico es que responde a la presión y la temperatura. Se ablanda en reacción al calor corporal. Sin embargo, cada producto y composición tiene diversos grados de sensibilidad a la temperatura. Cuanto más sensible sea la espuma, más ablandará y abrazará su cuerpo y podrá adaptarse a la forma del cuerpo de cada individuo al reaccionar a la temperatura corporal.

Es durable

Un colchón de calidad puede durar entre ocho y diez años. Debido a que la espuma puede volver a su forma original, estos colchones tienden a tener una vida útil más larga. Además, verifica la garantía antes de comprar porque algunas compañías ofrecen una garantía de por vida.

Si bien las necesidades y preferencias de sueño varían de persona a persona, las camas de espuma viscoelástica ofrecen una alternativa inteligente a un colchón estándar. Con la capacidad de proporcionar un apoyo natural para el dolor, así como un ajuste moldeado específico para tu cuerpo, las camas de espuma viscoelástica son dignas de consideración al comprar un colchón nuevo. Y con tantos para elegir, ¡seguramente encontrará tu colchón perfecto !