Diferencia entre un colchón viscoelástico y un colchón de látex

Los colchones fabricados a base de espuma hoy en día están de moda en el mercado  y hay muchos tipos para elegir. Látex, viscoelástica, poliespuma y más, ¿por dónde empezar? Esta guía comenzará con dos de los jugadores más importantes: colchón de espuma viscoelástica vs colchón de látex. Ambas espumas son preferidas en el mundo de los colchones, sin embargo ofrecen sensaciones muy diferentes.

Beneficios de un colchón de látex

Un colchón de látex tiene múltiples beneficios

Por un lado, se adapta al cuerpo de forma natural y muy suave. Además, los colchones de látex se sienten suaves y esponjosos. Y otra gran ventaja es que tienen una larga duración. Asimismo, proporcionan una gran resistencia al hundimiento.

Tiene una firmeza media / alta y está recomendado para personas a las que no les gusten los colchones muy firmes o duros o que necesiten dormir sin notar puntos de presión en ninguna parte del cuerpo.

Los colchones de látex también se recomiendan para personas mayores, que necesitan un colchón más suave y adaptable debido a la pérdida de masa muscular.

El látex no es termo-adaptable, por lo tanto la temperatura de nuestro cuerpo no se transmitirá al colchón, por lo tanto da una sensación más fresca que la viscoelástica.

Debido a su suavidad y adaptabilidad, los colchones de látex son ideales para somieres articulados o camas eléctricas.

Beneficios de un colchón viscoelástico 

La espuma viscoelástica, es un material que tiene propiedades únicas e innovadoras que alivian la presión del cuerpo.

También tiene una memoria inteligente, es decir, se distribuye en innumerables zonas de descanso, sin dejar ninguna zona del cuerpo sin apoyo.

Son colchones relajantes, ya que incluyen materiales suaves y flexibles que potencian la adaptabilidad de los durmientes, independientemente de sus características físicas.

Asimismo, cuentan con camas independientes, es decir, los movimientos no se transmiten a otra parte del colchón, lo que evita que los movimientos de un durmiente afecten al otro, con gracias a esto se consigue un descanso mucho más profundo y continuo.

Los colchones viscoelásticos se adaptan a todo tipo de somieres, ya sean sofás o somieres tapizados.

Otra característica importante de este tipo de colchones es que ofrecen una larga duración. Por otro lado, no es necesario tener que dar la vuelta al colchón de vez en cuando, como ocurre con un colchón de látex.

Diferencia entre un colchón viscoelástico y un colchón de látex

Los colchones de espuma viscoelástica y de látex a menudo se comparan entre sí, aqui te mostramos algunas diferencias:

Conformidad

La principal diferencia entre colchón de espuma viscoelástica vs colchón de látex es cómo se adaptan a su cuerpo. Las opciones de espuma viscoelástica se ajustarán a la forma exacta de cada individuo. La opción de látex, sin embargo, se comprimirá y rebotará , y solo se ajustará a las impresiones generales que haga tu cuerpo. Cualquiera de estas opciones depende de tus preferencias personales y de tus necesidades de sueño.

Transferencia de movimiento

Otro marcado contraste entre la espuma viscoelástica y los colchones de látex es su capacidad para aislar el movimiento. La espuma viscoelástica no permite la transferencia de movimiento. Es decir, si tu pareja está durmiendo del otro lado de la cama y se mueve con frecuencia durante la noche, es probable que tú apenas lo sientas, si es que lo sientes. Por eso es preferido por las parejas.

El látex, por otro lado, no aísla el movimiento tan bien. Durante la noche, en la misma situación, sentirás absolutamente a tu pareja dando vueltas y vueltas durante la noche, porque el látex tiene un tiempo de respuesta rápido y es muy hinchable.

¿Cuál es mejor, el látex o la viscoelástica?

Luego de conocer la diferencia entre un colchón viscoelástico y un colchón de látex, debes tener en cuenta que cuando intentes decidir entre estos dos colchones, todo depende de los beneficios que esperas recibir. Ambos tipos de cama tienen un propósito y se adaptan bien a ciertos tipos de personas que duermen.

El látex es recomendable para personas que:

  • Quieren más rebote: las espumas de látex son significativamente más elásticas que las viscoelásticas, lo que evita esa sensación de “atascamiento” o “hundimiento”. También puede ser un buen toque para actividades amorosas.
  • Desean un tiempo de respuesta más rápido: los durmientes activos pueden encontrar un tiempo de respuesta más rápido para ser más beneficioso. Un colchón de látex se moverá y responderá como lo haces tu durante la noche.
  • Deseas un colchón más natural: el látex natural lo convierte en un “colchón muy orgánico”, ya que se puede producir solo con caucho natural. Un colchón de látex natural u orgánico también se considera comúnmente hipoalergénico.

La viscoelástica es recomendable para las personas que:

Desean un soporte de compresión profundo: en términos generales, el nivel de hundimiento en un colchón de espuma viscoelástica clásico será significativamente mayor que el que obtendrán en un colchón de látex. 

  • Quieren un tiempo de respuesta más lento: si no duerme activamente, puede apreciar un colchón con un tiempo de respuesta más lento. Esto le permite hundirse realmente en el colchón y obtener un alivio profundo de la presión.
  • Desean materiales variados: ya sea que desees seguir con la espuma viscoelástica tradicional, la espuma viscoelástica de gel, la espuma viscoelástica sensible u otras variedades, hay una amplia gama de opciones para elegir. Cada tipo de espuma se ha creado para satisfacer las necesidades de las diferentes personas que duermen, manteniendo al mismo tiempo esa sensación viscoelástica que es notable en todas las espumas viscoelásticas.

Comprar un colchón nuevo es una decisión personal y sólo tú puedes decidir cuál es el tipo adecuado para ti. La espuma viscoelástica evita la transferencia de movimiento y proporciona un alivio personalizado del punto de presión, mientras que los colchones de látex pueden ser resistentes y ecológicos.

Si no estás seguro de si un tipo de colchón es adecuado para ti, busca uno con una prueba de sueño adjunta. Con un colchón de prueba de sueño, puede probar un colchón durante unos 100 días y devolverlo si no es de tu agrado.