Colchón ortopédico vs espuma viscoelástica: ¿cuál es el adecuado para ti?

Los colchones son un campo difícil de navegar y decidirse por uno puede volverse abrumador. Una cosa que suele ver son las palabras “ortopédico” y “espuma viscoelástica”. Muchos piensan que son iguales ya que ambos abordan el alivio del dolor, pero este no es el caso. A continuación compararemos el colchón ortopédico con el de espuma sólida para identificar la mejor opción para ti:

Antes de profundizar en los detalles, primero tengamos una idea clara de las diferencias entre la espuma viscoelástica y los colchones ortopédicos. Si bien los dos tienen similitudes para ayudar a mantener la columna alineada, es importante comprender que se trata de diferentes tipos de colchones diseñados para necesidades específicas.

¿Cómo es un colchón ortopédico?

Los colchones  ortopédicos están diseñados de tal manera que apoyan la columna vertebral, las articulaciones y el resto del cuerpo. Estos colchones firmes brindan apoyo específico en ciertas partes del cuerpo, lo que anula los problemas que las personas experimentan debido a un dolor de espalda o articulaciones.

Los colchones ortopédicos se enfocan en los trastornos y deformidades de la columna y las articulaciones y están hechos para relajar dichos cuerpos. Para aquellos que sufren de problemas en las articulaciones o la columna vertebral o un dolor de espalda insoportable deben optar por el colchón ortopédico.

Si te estás preguntando “¿por qué los colchones ortopédicos son duros’” realmente hay diversas opciones de dureza que dependen de tus necesidades individuales de sueño.

Estos son los beneficios del colchón ortopédico que debes conocer :

  • Evita las interrupciones de su sueño causadas por dolores y molestias.
  • Despierta listo para disfrutar de un día sin dolor.
  • Apoya tu tratamiento para problemas relacionados con el dolor.
  • Disfruta de los beneficios médicos y, al mismo tiempo, confía en un colchón cómodo y duradero.

¿Cómo es un colchón viscoelástico?

Probablemente hayas oído hablar antes del colchón de espuma viscoelástica. Estos modelos se basan en una capa de espuma gruesa y densa en lugar de resortes internos para brindar apoyo y una superficie flexible para dormir. Dado que pueden adaptarse fácilmente al cuerpo y brindar apoyo específico alrededor del cuello, los hombros, la espalda y las caderas, también son opciones sólidas para las personas que duermen con dolor.

Al igual que los colchones ortopédicos, además de brindar apoyo, estos colchones son sumamente cómodos y estupendos para personas que comparten la cama con una pareja o mascota.

Cuando los colchones de espuma viscoelástica comenzaron a ganar popularidad, tenían una tendencia a retener el calor. Afortunadamente, con la invención de la espuma viscoelástica en gel, esto ya no es un problema. La espuma de gel absorbe el calor y te ayuda a mantenerte fresco toda la noche.

Ten en cuenta estos beneficios al considerar un colchón viscoelástico:

  • Disfruta del equilibrio entre comodidad y apoyo.
  • Aísla los movimientos y el movimiento para que los compañeros de cama no se vean molestados cuando alguien da vueltas o se levanta temprano.
  • Mantén el cuerpo en su lugar con espuma de contorno para que no se mueva hacia una posición incómoda durante la noche.
  • Deja que el aire fresco fluya a través del colchón y evita el sueño inquieto debido a problemas de calor.

Colchones ortopédicos VS colchones viscoelásticos

Elegir el colchón perfecto es subjetivo, por lo que la respuesta dependerá de tus necesidades individuales, estilo de dormir y más. Ambos colchones tienen beneficios muy importantes. Sin embargo, elegir el incorrecto podría provocar noches de insomnio y despertar con extrema incomodidad.

Dado que pasamos gran parte de nuestra vida durmiendo, es fundamental tener un buen colchón que se adapte a nuestras necesidades. Para ayudarte con eso, aquí hay diferentes características de cada tipo de colchón que, con suerte, puede guiarte hacia una decisión más informada sobre el debate entre el colchón ortopédico y la espuma viscoelástica.

Si desea uno u otro, es importante tener en cuenta sus propias necesidades y preferencias. Echemos un vistazo a algunos y qué tipo de colchón se adaptaría mejor a tus necesidades:

  • Quiero un colchón de felpa, colchón viscoelástico.
  • Tiendo a dormir caliente y quiero un colchón que respire bien – Ortopédico
  • Sufro de alergias y quiero algo que sea hipoalergénico – colchón viscoelástico.
  • La liberación de gases es particularmente molesta para mí – Ortopédico
  • Necesito un producto que ofrezca mucho apoyo: ortopédico
  • Me preocupa mi huella de carbono y quiero la opción más ecológica: ortopédica
  • Quiero sacar el máximo partido a mi dinero: colchón viscoelástico.

Si eliges la ruta ortopédica, asegúrate de no pagar más por un producto que realmente no hace nada especial para ayudar en la postura y aliviar el dolor. Para la espuma viscoelástica, observa bien las densidades para asegurarte de que no se te cobre de más por un producto de mala calidad.

Ahora que has conocido las diferencias fundamentales entre la espuma viscoelástica y el colchón ortopédico, definitivamente estarás en condiciones de tomar una decisión de forma más rápida y eficiente en función de tus necesidades particulares. Además, recuerda que la clave para un colchón duradero es un buen mantenimiento.